sobre mí

Qué difícil se me hace decir algo sobre mí misma!. Es como si cada cosa que dijese me limitase y me encajase en una definición concreta. Lo que voy a escribir corresponde al ahora, al momento exacto en que estoy escribiendo y corresponde a mi filtro mental y humano. En cuanto termine de escribir ya todo habrá cambiado. Pero no importa. Algo te tengo que contar no?  :D

Lo primero es decirte mi nombre y mis apellidos, que dan marco a la persona que soy,:Paula Piñeiro Calvelo. Desde siempre, que yo recuerde, he sentido la sensación de algo más grande que yo dirigiéndolo todo, en lo cual nunca me encajó lo que la religión que me inculcaron en mi sociedad transmitía. También sentí desde siempre lo que los demás sienten, mucha empatía con el sufrimiento ajeno y ganas de ayudar a que los otros se sientan mejor. Estas dos características mías han sido un gran motor interno para estar buscando y formándome. He hecho formación para ayudar a otros, pero lo que más he hecho ha sido trabajo y proceso personal, eso ha sido un continuo. De hecho lo que suelo decir, cuando me preguntan cómo estoy, es: "en proceso". 

La vida me ha ido poniendo delante las circunstancias, las experiencias, los lugares, las relaciones y las personas adecuadas para ir llevando a cabo este aprendizaje. He ido siendo cada vez más consciente de la influencia de, primero, mamá y papá como el origen de todo. También de cómo influye el sistema familiar del que venimos. Como todo esto nos domina de un modo totalmente inconsciente, dirige nuestras vidas hasta que lo vamos haciendo consciente, como si estuviésemos en una cueva oscura y fuésemos iluminando con una linterna esas partes que no podemos ver. Cuando las iluminamos, las conseguimos ver y pierden esa fuerza que nos domina. Nos hacemos conscientes. También he sido consciente de lo que nos influye, y he podido ir integrando, los ciclos de la naturaleza y de mi propio cuerpo. Cómo influye también el Cosmos, los planetas, los astros...en fin, todo lo que existe. Somos parte de todo y todo forma parte de nosotros.

Tengo una gran vocación de ayuda por mi naturaleza y estoy al servicio. Aparte de los dones naturales con los que vengo dotada "de serie" 😁, los cuales me ha costado mucho admitir porque he sentido muchas resistencias, he hecho formación reglada para tener herramientas que me hiciesen sentir más confianza para desarrollar esta actividad.


FORMACIÓN 

Mi formación de origen son las Bellas Artes. Desde muy pequeña me vi disfrutando mientras pintaba y dibujaba, eso  siempre me hizo sentir muy bien. No recuerdo cuándo decidí que quería estudiar esta carrera pero muy pronto lo tuve claro, por eso no lo recuerdo 🤪. Y, lo conseguí! Pero, por circunstancias de la vida, dejé apartada esa faceta tan vital para mí. Y lo retomé pasados muchos años. En todo ese tiempo me centré más en sanar yo y formarme para ayudar a otros.  Y criar a mis hijos, lo más importante de mi vida y mi prioridad. Y llegó un momento en que el arte y la creatividad empezaron a unirse a todo eso que había aprendido y que sigo aprendiendo:


Licenciada en Bellas Artes 
Técnica metamórfica
Terapeuta transpersonal
Terapia regresiva
Terapia de juego 
Terapia Sand Play
Arteterapia para la intervención socioeducativa y el desarrollo personal
Uso de muñecos como herramienta terapeútica para valoración y acompañamiento.

A todo este conocimiento "formal" hay que añadirle las montañas de libros leídos. Tengo intereses múltiples, tantos, que me disperso una y otra vez. Eso hace me hace difícil centrarme y concentrarme pero a la vez me hace darme cuenta de que todo está relacionado entre sí. TODO.

Y para terminar, algo que no por ser lo último es menos importante. Quiero aprovechar para agradecer. El agradecimiento es algo básico, imprescindible diría yo.
Agradezco, en primer lugar, a mis padres, que han hecho posible que yo exista. También a todo mi sistema familiar completo, y cuando digo completo, digo completo. A mis hijos, los mejores maestros de mi vida y los que me hicieron conocer qué significa eso del amor incondicional. Y, por supuesto, a su padre, sin él no serían ellos. 
Agradezco también la relación con todas las personas que han pasado por mi vida, sin importar si ha sido un minuto o años. De todas he aprendido algo. Y, por supuesto, a las que están.
Agradezco a la vida, a la tierra y todos sus seres, al universo. A todo lo que ES, visible o invisible. Gracias, gracias, gracias.